Conserva Colombia aumenta a 101.787 has su impacto en planificación de áreas protegidas públicas locales



Fecha: Diciembre 09 de 2011

Fundación Bachaqueros - Dirección Territorial Caribe, Unidad de Parques Nacionales

Para el Santuario de Flora y Fauna Los Colorados las conectividades son vitales. El proyecto Conserva Colombia a ser ejecutado por los equipos de la Fundación Bachaqueros y del Santuario, busca la declaratoria de un área protegida local como parte de una estrategia de ordenamiento territorial para la conservación a escala de la región, estrategia que busca constituir un sistema local de áreas protegidas que faciliten la conservación de la biodiversidad de los ecosistemas secos de los Montes de María, conservación para la cual el Santuario es insuficiente. El área de estudio comprende 856 has de un mosaico de sistemas productivos y ecosistemas en recuperación e incluye predios que se han vinculado a la iniciativa de creación de reservas privadas, promovida en la región por el equipo del Los Colorados. Las conectividades ecológicas que se buscan crear entre el Santuario, como área más estricta de conservación, y áreas adyacentes bajo otros acuerdos de conservación, ejercerán una función de reducción del riesgo sobre la perdida de coberturas vegetales nativas que ofrecen protección a la fauna y aumentan las posibilidades de regeneración natural del bosque. En la zona de estudio existen evidencias de la presencia de especies catalogadas en peligro crítico de extinción como la marimonda (Ateles sp.), pava (Penelope purpurens) y paujil (Crax alberti); es además un sitio donde nace una estrella hídrica que surte de agua al distrito de riego de María la baja, y es afluente de humedales del Canal del Dique y de algunas cuencas hidrográficas de los municipios de San Juan Nepomuceno, San Jacinto, El Carmen de Bolívar y Zambrano.


Fundación Gaia - Municipios de Restrepo y La Cumbre - CVC

El enclave subxerofítico del Dagua es el más importante y representativo del Valle y es prioridad de conservación a nivel nacional. En el enclave se declaró recientemente el Distrito de Manejo Integrado (DMI) Atuncela y a los esfuerzos de conservación de una biodiversidad, única en el país, ahora se vincula el proceso hacia la declaratoria de un área protegida Conserva Colombia en el cañón del río Grande, que comprende la mayor parte de la zona oriental del enclave, a 5 km de Atuncela. En el área de estudio, de 1500 has entre los 1000 y los 1780 metros sobre el nivel del mar, se encuentran además dos pequeños relictos de bosque sub-andino de niebla que constituyen, con la vegetación sub-xerofítica que los rodea, un mosaico esencial para los procesos ecológicos que mantienen la biodiversidad del enclave. Desde el punto de vista biogeogràfico el valor de esta pequeña área radica en que es el punto de unión entre elementos florísticos de dos grandes bio-regiones: el Chocó Biogeogràfico y los Andes. Dos especies de cactáceas endémicas (Opuntia bella y Melocactus curvispinus ssp. loboguerreroi) serán algunos de sus objetos de conservación, y gracias a este proyecto se obtendrá más información sobre especies de orquídeas cuyos registros en el área son los primeros o segundos para el país. Biólogos que durante años han estudiado la región, y que harán parte del equipo ejecutor, sostienen que las expediciones por las entrañas del cañón y sus cañadas afluentes, ofrecerá el primer vistazo científico sobre una biodiversidad que esa área permanece inexplorada.


Fundación Biocolombia - Corpoguajira

El área de estudio (37.440) forma parte del Resguardo de la Alta y Media Guajira, territorio Wayuu, y del distrito biogeográfico "Alta Guajira". Varios ecosistemas de esta región biogeográfica, como sus malezas desérticas, playones salinos, cardonales y otros fruticetos xerofíticos, no se hallan representados en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas. Esta área será complementaria al parque nacional en Bahía Portete que la Unidad de Parques Nacionales ha establecido como prioritario para el SINAP. La constitución de un área protegida Conserva Colombia en la zona propuesta, tal y como lo señala el estudio adelantado por la Unidad de Parques para Bahía Portete, es esencial y estratégica para garantizar una mayor integridad ecológica del posible futuro parque nacional que se pretende constituir, ya que con ella se lograrían consolidar dos corredores claves de conectividad: el corredor marino costero, entre bahia Portete y las bahías Honda y Hondita, y el corredor marino-continental, entre el futuro Parque Nacional en Bahía Portete y el PNN Macuira. Además, el área protegida Conserva Colombia contribuiría a la conservación de espacios estratégicos para el mantenimiento de poblaciones de flamencos rosados (Phoenicopterus ruber) y de tortugas marinas, conformando un corredor de conectividad marino costera con el Santuario de Fauna y Flora los Flamencos (Riohacha) y con el área natural protegida que en el corto plazo será declarada por Corpoguajira en la región de Musichi (Municipio de Manaure).