Bosque de Paz, una alternativa comunitaria sostenible | Fondo Acción

Bosque de Paz, una alternativa comunitaria sostenible

El pasado sábado, 2 de dicimbre, fue un día especial para los habitantes de la vereda Puerto Matilde de Yondó, Antioquia y Zona de Reserva Campesina del valle del río Cimitarra, pues en su territorio se inauguró el primer Bosque de Paz en Colombia, iniciativa que se realiza con recursos internacionales, con una inversión de $1.600.000.000, que apalancan recursos de cooperación internacional por $5.000.000.000.

El proyecto se ejecuta en los municipios de Simití, Cantagallo, Santa Rosa del Sur y San Pablo (Bolívar) y en el municipio de Yondó (Antioquia) que han sido afectados históricamente por el conflicto armado, por presencia de cultivos de uso ilícito, minería ilegal y la ampliación de la frontera agropecuaria.

“Aquí podemos ser testigos de esta fuerza de recuperación territorial, de querer permanecer en el territorio respetando las normas ambientales, inclusive generando ejercicios en los cuales el control social contribuye con la normativa nacional”, explicó César Rey Ángel, director de Bosques y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente.

Este bosque tiene 4 componentes: Conservación, Restauración, Proyectos productivos y un Monumento vivo de paz, que además contendrá un museo antropológico, una estación de investigación campesina, un sendero ecológico y la casa de la salud. Dentro del monumento vivo hay un espacio que la comunidad llamó "El bosque de la memoria", donde se plantaron árboles con el nombre de las víctimas del conflicto de esta comunidad. “El bosque en el que estamos hoy es un bosque que apalanca recursos de cooperación internacional a partir de unos recursos que puede poner la Agencia dentro de su misionalidad”, explicó Gloria Calderón, asesora de la dirección de coordinación interinstitucional de APC Colombia.

Por su parte, César Rey  recordó que los bosques y los ecosistemas culturales de la serranía de San Lucas, tienen especies y paisajes de una belleza singular con potencial para el desarrollo de ecoturismo comunitario. Al respecto, María Irene Ramírez, presidenta de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra, explicó que “este bosque de paz se ha construido durante 21 años con trabajos muy claros por parte de los campesinos, con proyectos productivos con fortalecimiento, recuperación de los humedales y también normas productivas”.

Fondo Acción es otro socio ejecutor, que además aporta recursos de cooperación en su esfuerzo por contribuir a la construcción de una paz estable y duradera: “La paz no se construye de la noche a la mañana, tiene que sembrarse y cuidarse,  igual que un árbol. Toma tiempo sanar las heridas de las comunidades, pero también es importante que exista una esperanza sobre un futuro que está empezando. Colombia es un país distinto, un país donde cabemos todos y es importante que hagamos la paz, no sólo entre nosotros, sino también con el medioambiente que  ha sido víctima de este conflicto”, explicó José Luis Gómez, director de la organización.

Esta iniciativa es apoyada por la cooperación internacional a través del proyecto “Estrategias sostenibles para la gobernanza ambiental e intergeneracional en la Serranía de San Lucas”, que hace parte de la “Apuesta Verde”, con la que APC Colombia apoya al programa Bosques de Paz del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. En Puerto Matilde, cuenta con la participación de Fondo Acción, la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC), la Fundación Comunitaria Funcopromas, APC Colombia y del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, que a través de su director Ubencel Duque Rojas, manifestó el apoyo del programa para que las comunidades puedan vivir y desarrollar un proyecto de vida en el territorio, “debemos tener un futuro compartido, serio, claro y sostenible”, puntualizó.

 

Texto tomado de la págian web del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible