Firma del primer acuerdo para la negociación y futura venta de certificados de carbono | Fondo Acción

Firma del primer acuerdo para la negociación y futura venta de certificados de carbono

Grupo empresarial y comunidades de nueve proyectos REDD+ Comunitarios del Pacífico colombiano firman primer acuerdo para venta de certificados de carbono: una apuesta al desarrollo, la conservación y la construcción de paz

El impuesto al carbono, incluido en la más reciente Reforma Tributaria, abrió las puertas para que las empresas neutralicen las emisiones de CO2 asociadas a su consumo de combustibles fósiles a través de la compra de certificados de carbono generados por proyectos de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques (REDD+).

Ante esta posibilidad, el Grupo Prodeco es la primera compañía en tomar esta oportunidad. Este 21 de noviembre se firmó el primer acuerdo para la negociación y futura venta de certificados de carbono de nueve proyectos REDD+ Comunitarios del Pacífico colombiano, representados por Fondo Acción. Esta organización cumple el rol de intermediario principal entre las comunidades y la empresa privada, disminuyendo los costos de transacción, reduciendo los riesgos para las partes y posicionando los proyectos REDD+ comunitarios en el mercado interno, hecho que facilita la inversión corporativa en áreas priorizadas en el postconflicto.

El Grupo Prodeco se convierte en pionero al invertir en este tipo de proyectos. Como lo expresó Sergio Petro, jefe corporativo ambiental de la compañía, “es un momento para celebrar, estamos generando un gran pacto de confianza entorno a la conservación de bosques y el bienestar de la gente entre una compañía de carbón y las comunidades afro del Pacífico y Fondo Acción ha sido la entidad sombrilla y el garante de este pacto”.

Para el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, este primer acuerdo es una transacción entre privados Prodeco, Fondo Acción y las comunidades basada en la confianza donde el sector público se concentró en poner las condiciones habilitantes.

La firma de este acuerdo se hizo en el marco de un evento denominado “Empresas y conservación de bosques en el Pacífico: un camino hacia la carbono neutralidad”, allí la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Fondo Acción presentaron el portafolio de proyectos REDD+ comunitarios del Pacífico colombiano a representantes del sector privado. Lawrence Sacks, director de la misión de USAID en Colombia, subrayó la oportunidad que representa el Portafolio de Proyectos REDD+ Comunitarios del Pacífico como alternativa para que el sector privado trabaje de la mano con el Gobierno Nacional en la conservación del ambiente y ejercer un rol más activo en la transición de la guerra hacia la paz.

El encuentro finalizó con un conversatorio entorno al impuesto al carbono y la oportunidad de fortalecer el mercado de carbono en el país y cerrar la ventanilla a la compra de certificados de carbono en países diferentes a Colombia con miras a reducir el pago tributario y neutralizar emisiones. Carlos Gustavo Cano, promotor del impuesto al carbono y miembro de la junta directiva de Ecopetrol, se refirió a que esto es un primer paso, un hecho histórico, “es la ecolonización de la política fiscal. El impuesto al CO2 y la carbononeutralidad han sido el detonante para estimular la cooperación entre las empresas y las comunidades en favor del desarrollo sostenible” afirmó.

Por su parte, Everildys Córdoba, líder comunitaria de Cocomasur, hizo referencia a la necesidad de fortalecer los procesos comunitarios y simplificar lo técnico y tecnificar lo comunitario.

Neutralizar las emisiones de CO2 a través de proyectos comunitarios es mucho más que reducir el egreso del pago al impuesto al carbono; es invertir directamente al desarrollo sostenible de Colombia, liderar la puesta en marcha del programa de carbono neutralidad y apoyar al país en lograr sus metas ambientales. Por ejemplo, los proyectos REDD+ del Pacífico benefician a más de 10 mil familias a través de alternativas productivas sostenibles y empleos verdes.

Los retos y las oportunidades quedaron planteadas. Colombia tiene un mercado a fortalecer que claramente está mostrando un alternativa para generar un desarrollo ambiental, social y económicamente sostenible.